Voluntarios de Solidaridad en Marcha construyen escaleras, comedores y colegios en Pamplona

Unos 20 proyectos de infraestructura comunitaria que beneficiarán a más de 10 mil personas de escasos recursos económicos se ejecutarán este 2016 en las zonas más necesitadas de Pamplona Alta, en San Juan de Miraflores. Los proyectos son promovidos desde hace algunos años por Solidaridad en Marcha (SEM).

Actualmente, cerca de 400 voluntarios, entre jóvenes nacionales y extranjeros, realizan estos trabajos de infraestructura como escaleras, muros de contención, losas deportivas, comedores populares, colegios infantiles, entre otras edificaciones que beneficiaran a los pobladores que viven en los cerros y zonas inaccesibles de Pamplona Alta. Las obras son coordinadas en conjunto con Solidaridad en Marcha.

Estas construcciones se iniciaron en febrero, marzo y mayo de este año y continuarán en junio, julio setiembre, octubre y diciembre. El objetivo es mejorar la calidad de vida de los niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad que habitan esa localidad.

Durante la ejecución de los proyectos y gracias a las coordinaciones de Solidaridad en Marcha y las donaciones de los voluntarios se entregan frazadas, abrigo y ropa de invierno para las personas más necesitadas. También se distribuyen algunos productos alimenticios no predecibles para las familias más necesitadas.

Además, en el mes de julio departen con los moradores de la zona de actividades solidarias como la celebración de las Fiestas Patrias con obras de teatro, musicales y bailes, y en diciembre se realizan visitas a través de la campaña Navidad es Jesús con la preparación de chocolatadas que son ocasiones de encuentro con Dios a través de catequesis, juegos y regalos para la ocasión.

 

En SEM, Madres educadoras: pasión por la educación y la familia

“Cuando el médico me dijo que mi pequeño tal vez no hablaría nunca, se me vino el mundo abajo… pero confié en Dios y todo salió bien”, cuenta Raquel Reynoso, madre de tres jóvenes por quienes lucha a diario para llevarles, de alguna manera, alegría y felicidad a su hogar.

Raquel Reynoso labora como profesora de educación inicial en el nido Las Gardenias, ubicado en las alturas del asentamiento humano Gardenias, en San Juan de Miraflores. Esta institución educativa es administrada por Solidaridad en Marcha (SEM) que educa y protege a más de 50 niños, entre los tres y cinco años de edad.

La madre narra que su hijo Iván, cuando tenía 17 años, estudiaba Electrotecnia y en una práctica profesional, por un descuido, tragó un metal, que a la postre le trajo consecuencias desfavorables para su salud.

“(Mi hijo) Sangraba por la boca, tenía dolores y los médicos de EsSalud no sabían qué enfermedad tenía mi hijo”, comenta Raquel, quien imploraba a Dios por la salud de su hijo. “Felizmente eliminó ese metal de su cuerpo”, confiesa la madre, explicando que estudió en el internado del colegio Fátima de Miraflores porque sus padres la abandonaron.

“Soy católica y creo en la Virgen María, y eso me ayuda en mi quehacer diario”, dice Raquel, quien vive en Villa El Salvador y se levanta todos los días a las cuatro de la mañana para preparar las loncheras y almuerzos para la familia, además de alistarse para la dura labor que le espera como educadora de los nidos solidarios de Solidaridad en Marcha.

Raquel Reynoso, madre y maestra de los nidos solidarios de Solidaridad en Marcha
Raquel Reynoso, madre y maestra de los nidos solidarios de Solidaridad en Marcha

La profesora dice que la vocación de estudiar Educación Inicial fue por el amor y cariño que les tiene a los niños. “También estudié Enfermería, pero por los horarios de trabajo y sin tener con quien dejar al cuidado de mis hijos, tuve que trabajar como maestra: es una mejor alternativa”, señala.

Así como Raquel, existen muchas otras maestras y madres a la vez, que además de proteger y cuidar a sus hijos, hacen lo imposible para trabajar en algún colegio por ese amor al prójimo; esta vez, por los niños de escasos recursos económicos que viven en las laderas de los cerros en la gran Lima.

Nidos Solidarios Celebran Día de la Madre

Con canastas de víveres y regalos sorpresa, más de un centenar de mamás celebraron el Día de la Madre en las instituciones de educación inicial que administra Solidaridad en Marcha (SEM), en el populoso distrito de San Juan de Miraflores.

Los cerca de 150 niños, entre tres a cinco años de edad, de los nidos solidarios Las Gardenias, María Guía y Ampliación Pacífico, de Pamplona Alta, deleitaron con canciones, bailes y poemas a sus mamás en su día.

Las profesoras de los nidos solidarios se sumaron a la festividad con bailes, regalos sorpresa y el sorteo de las canastas de víveres, para luego departir con bebidas y dulces con las madres y niños que concurrieron a esas actividades.

Solidaridad en Marcha sale al encuentro de los pobres y necesitados a través de proyectos de evangelización y promoción humana que disponen a la persona, la familia o la comunidad para ser, ellos mismos, agentes solidarios y actores de su propio desarrollo integral.

Aroma a Solidaridad

Una visita sorpresa fue la que recibieron las madres del comedor “Nuestra señora de la Reconciliación” – AA.HH. Gardenias y las Profesoras del Nido “María Guía”- Dos cruces, cuando vieron llegar a los colaboradores de Solidaridad en Marcha con grandes Cajas en sus brazos.

Gracias a una importante cadena de café, se logró donar al comedor blisters con dicho contenido para brindarlos a los comensales del comedor y aplacar un poco el frío que se siente en las alturas de dicho distrito.

Una vez más agradecemos a nuestros amigos de “Colcafé” por su ayuda para los que más necesitan,  consolidando así nuestra misión solidaria.

Niños de nidos solidarios de Solidaridad en Marcha reciben ayuda de benefactor

Unos 50 niños, entre 3 a 5 años de edad, de la institución educativa inicial Las Gardenias de Pamplona Alta, en San Juan de Miraflores, recibieron la visita de su benefactor y amigo que hace posible la sostenibilidad de la enseñanza del centro educativo desde hace más de tres años.

A través del proyecto Solidaridad en Marcha, la familia de Adolfo Miranda – Sousa Wasser, visitó las instalaciones del nido Las Gardenias, ubicada en una zona inaccesible y en las alturas de los cerros en el asentamiento humano Gardenias, en ese popular distrito de Lima Sur.

Adolfo Miranda – Sousa, de nacionalidad peruana y que radica en Las Bahamas, llegó junto a su familia (hijos y hermana) para conocer las vivencias de los niños que reciben su apoyo económico y departió con ellos momentos de alegría, diversión y sano esparcimiento.

“Yo creo que la educación es la base de la sociedad y la prosperidad de las personas. Tengo fe en lo que hago, hay que recibir y dar, y me gusta ayudar a mi prójimo”, explicó el benefactor de los niños, quien además reveló que también ayuda a otros niños desamparados y en similar situación de abandono en La Bahamas.

Junto a directivos del proyecto Solidaridad en Marcha, Miranda – Sousa visitó también el centro educativo inicial María Guía y el comedor popular Nuestra Señora de la Reconciliación, donde conversó e intercambió ideas con las maestras del colegio y las madres encargadas del comedor.

Misiones Medicas brinda atención a 3,000 pobladores de Pamplona Alta

El voluntariado de Solidaridad en Marcha (SEM), a través de su programa ‘Misiones Médicas’, brindó en febrero pasado más de tres mil atenciones en salud gratuitas a los pobladores de Pamplona Alta, en el distrito de San Juan de Miraflores.

Los voluntarios de Perú, Canadá, Estados Unidos e Italia, entre médicos y enfermeras, atendieron en las especialidades de medicina general, obstetricia, ginecología, pediatría, geriatría y odontología. Diversas instituciones académicas y sociales se unen a Solidaridad en Marcha para prestar atención gratuita en esas especialidades desde hace ya algunos años.

Además, prestaron servicios de laboratorio clínico, rayos X, ecografías, entre otros, para las familias de escasos recursos que viven en esas zonas altas e inaccesibles de ese popular distrito del sur de Lima. Previamente a las atenciones miembros del equipo de Solidaridad en Marcha recorren la zona y realizan un censo para identificar las necesidades más urgentes de las personas más necesitadas de Pamplona Alta.

Para realizar las Misiones Médicas, instituciones locales y Solidaridad en Marcha se unen para ambientar las aulas de los colegios públicos de la zona como laboratorios y consultorios médicos para que los voluntarios puedan realizar su labor altruista con el prójimo. Durante la actividad los pobladores se beneficiaron con donaciones de ropa, útiles escolares para los estudiantes y la palabra de Dios, a través dela catequesis.

Los vecinos de San Juan de Miraflores también recibieron medicinas y medicamentos gratuitos en la campaña médica que los voluntarios de las Misiones Médicas junto a Solidaridad en Marcha realizan en esa localidad en los meses de febrero, julio y octubre de cada año.

Nuestro primer derecho: La Vida

Por cuarto año consecutivo la Marcha por la Vida congregó a  más de 750 mil personas en la av. Brasil; reconfirmando una vez más que la marcha sigue siendo una de las más grandes de Latinoamérica.

Solidaridad en Marcha se hizo presente para marchar por el derecho de nacer y dar vida, Un mismo ideal y un mismo sentir nos hizo pasar horas marchando y vociferando a viva voz nuestros ánimos de alegría de estar unidos por esta gran causa.

Este año, la Marcha por la Vida ha sido realmente apoteósica y una experiencia para muchos inolvidable. Agradecemos a todos los centros que conforman Solidaridad en Marcha, a nuestros colaboradores por su tiempo y por decir si a nuestro primer derecho: La Vida.

Misa 23° Aniversario Policlínico Sagrada Familia

El Policlínico Sagrada Familia, celebró la misa por su 24°avo aniversario en la cuasi parroquia San Martin de Porras, congregando a varios asistentes y trabajadores que laboran en la red de salud de Solidaridad En Marcha (SEM).

Un momento de oración que nos invita a reflexionar la misión que tiene cada uno de los colaboradores que brindan atención y consuelo al paciente que busca una pronta mejoría; La solidaridad que se vive día a día es lo que hace un gran equipo profesional.

Finalizando la celebración eucarística, se brindó un pequeño almuerzo para todo el personal del centro para disfrutar una amena tarde en familia.

Navidad en el Albergue San Lucas

El pasado 18 de diciembre las hermanas voluntarias del Grupo Brasil celebraron la Natividad junto a los abuelitos del Albergue San Lucas. Son más de 20 señoras voluntarias que se han ido sumando a esta labor solidaria; brindando generosamente su tiempo y cariño a estos ancianitos desamparados por sus familias, y que han sido acogidos por nuestro albergue.
Todos los jueves las señoras del Grupo Brasil van a visitar y atender a los abuelitos desamparados del Albergue San Lucas, pero este 18 de diciembre fue muy especial por que celebraron junto con ellos la Navidad, entre regalos, cantos, risas ,juegos y sobre todo  alegría.
Cada abuelito recibió con alegría su regalo y degusto de las diversas viandas que llevaron las voluntarias para compartir con los ancianitos del Albergue San Lucas.