Palabras de bienvenida del Director Ejecutivo de SEM, Katya Alva

Me es grato poder darles la bienvenida a este nuevo año y poder compartir los nuevos retos para la familia de Solidaridad en Marcha (SEM).

Al retornar, nuevamente, a nuestras actividades cotidianas de trabajo, luego de haber vivido las fiestas navideñas, iniciamos con entusiasmo el año 2019; estoy segura que en aquellos días nos hemos dado un espacio para reflexionar y plantear nuevos proyectos, que a partir de hoy, con mayor madurez y renovado entusiasmo, realizaremos nuestras labores con nuestro mejor esfuerzo.

Asimismo, es importante que al abrir la puerta a un nuevo año, se inicie el camino con la visión y la certidumbre de ser nosotros mismos el principio del cambio que anhelamos, y que sea el pensamiento positivo el que nos guíe.

Empezamos hace 30 años nuestro sueño de cambiar el mundo a través de una serie de proyectos y servicios orientados a promover el desarrollo humano integral y la asistencia en sus necesidades básicas de las personas más sensibles y vulnerables del Perú. Desde aquel momento hemos tenido el honor de ser cooperadores activos de nuestros hermanos más necesitados, conocer su fortaleza inquebrantable y saber que son gigantes de corazón y espíritu.

Con esa perspectiva, en el ámbito institucional nos hemos planteado nuevos objetivos y metas que contribuyan al logro de mejorar la calidad de vida  de las personas a las que atendemos actualmente a través de nuestros servicios; en salud, educación, voluntariado y asistencia social. El 2018,  hemos superado los más de 20,000 mil beneficiarios atendidos en todas nuestra líneas de desarrollo.

De esta forma, este nuevo año deseamos enfocarnos en incrementar nuestras atenciones sobre todo en el área social; sé que con el apoyo de nuestros colaboradores, bienhechores, donantes, aliados, la perseverancia de cada uno,  la suma de voluntades, y el compromiso, lo haremos realidad. Por eso, con mi sincera gratitud y los mejores deseos de éxito, invito a toda la familia de Solidaridad en Marcha a desempeñar con ahínco las tareas que hoy nos encomiendan, y sobre todo rescatemos siempre el valor de la persona y de su dignidad humana, aprendiendo a servir antes de ser servidos y a mirar a tu prójimo como a ti mismo.

Katya Alva Correa
Directora Ejecutiva