Tres nuevos abuelitos se unieron a la familia del Albergue San Lucas en marzo

En marzo, ingresaron tres abuelitos al Albergue San Lucas: Alicia, Micaela y Jorge, quienes fueron acogidos con mucha alegría y cariño. Asimismo, recibieron toda la asistencia y cuidado necesario para asegurar su bienestar. De esta forma, continuamos en nuestra misión de acoger a ancianos y ancianas que se encuentran en estado de abandono, ofreciéndoles calidad de vida.

Alicita tiene 78 años, vivió muchos años en la calle, fue encontrada viviendo en un carro abandonado en Breña, tiene algunos problemas psiquiátricos, dice tener un hijo pero no recuerda su nombre. Asimismo, Micaela es una mujer quechua-hablante de 92 años, completamente lúcida quien vivía en Huari (Ancash), fue encontrada abandonada en una choza por un ingeniero quien se compadeció y cuidó de ella, luego la trajo a Lima y se contactó con nosotros para poder cuidar de ella. Finalmente, Jorge tiene 78 años, ha tenido cuatro infartos cerebrales y tiene problemas para movilizarse y hablar, vivía en Lurín junto a una hija ciega quien no podía ver por él.

El Albergue San Lucas se ubica en la provincia constitucional del Callao, tiene 25 años al servicio de la comunidad. Actualmente, alberga a 25 ancianos, 12 mujeres y 13 hombres quienes superan los 70 años, todos ellos en estado de abandono. Los abuelitos son asistidos diariamente por profesionales en el área de salud quienes están capacitados para atenderlos en sus requerimientos habituales: alimentación, salud y terapia física. Asimismo, también cuentan con acompañamiento espiritual, se realizan misas todas las semanas.

El Albergue San Lucas sostiene su labor humanitaria a través de donaciones. Agradecemos a las organizaciones y personas que no dudan en ayudarnos siempre con alimentos de primera necesidad, pañales, medicinas, entre otros. Su ayuda genera un impacto en la vida de nuestros abuelitos ¡Muchas gracias!  Sin embargo, aún necesitamos de más ayuda para brindarles calidad de vida. Por esta razón, los invitamos a sumarse a este proyecto. ¡Escríbenos! ¡Juntos cambiamos historias!

Deja un comentario